Volver a nacer



Un atentado E.T.A. que le quitó sus dos piernas y tres dedos de la mano, pero Irene Villa escogió volver a nacer. Tenía 12 años cuando la vida le mostró que hay cosas que no se pueden cambiar, que no podemos controlar, que no podemos evitar y entonces resta aceptar, aprender y volver a empezar. No te pierdas este increíble relato.