Que la tecnología no los atrape


Desenchufa a tus hijos. Es tiempo de poner reglas y enchufar con la realidad. ¿Cómo? Empezar con el ejemplo.